Tergiversación de una obra de Domingo Bravo
 

Elida  Moreno Paz
Ana T. Sosa de Marchetti
María Inés Bravo de Gentile
*



El doctor Atila Karlovich produjo cinco articulos que fueron publicados entre agosto y octubre, tres de ellos referidos al idioma quichua, dos a temas sobre el arte.  En el prirner articulo transcribe un relato que él recogió en quichua y al cual tradujo al castellano. Contiene quince palabras castellanas distintas, ya sea en verbos en infinitivo o conjugados, sustantivos, etc., y se aparta así de la normas del castellano, todas las veces que se repiten en el texto: avanza/abansa, abuelita/agwelita, cartita/kartita, corajudo/korajudu, cosita/kosita, cristiano/krystyano, cruzar/krusas, cuchillo/kuchillu, entre otras. En cuanto a las palabras en quichua, que debería ser quichua santiagueño dado el origen de quien le hizo el relato, utiliza una signografía extraña al criterio de Bravo, pero es su trabajo y es su decisión; de todos modos, nos preguntamos si lo hace en el incorrecto ejercicio de su libertad de no escribirlas en castellano ni en quichua.
En su segunda nota se refiere a la signografía del quichua sobre la que, a su entender hay polémica y dice que quienes están en uno y otro bando en la cuestión aceptan las reglas ortográficas del castellano, pero cuando copia textos (en su cuarto artículo) del doctor Domingo Bravo, omite la acentuación gráfica que éste usa y cuyas reglas expone en su Cancionero Quichua Santiagueño (Universidad Nacional de Tucumán, 1956) y Estado Actual de Quichua Santiagueño (1965). Sobre este artículo, la profesora Ilda Juárez de Paz ("Para que hagas llover", 19 de octubre de 2003) realizó criticas que compartimos.  Por nuestra parte, analizamos las tergiversaciones que, como interesado en temas de lingüística, hace de temas del cancionero:

1- Canción 422 página 250: Virgen de la bella mámay /santisimi Diuspa mama / pampa atun chaupillaoi /hayra sinchi taripaara, /sutiyquita sockarístiy / chayllapimi sayarera*.

Traducción:  Virgen de la bella madre mía, /santisima madre de Dios,/en el medio nomás de un campo grande, /un viento fuerte me alcanzó /y cuando levanté tu nombre /ahí nomas paró.

Aquí, como en el primer artículo, se aparta de la normativa del castellano: Virgen/birjen.  Bravo traduce 'santísima madre de Dios' no 'madre del santísimo Dios' y en todos transcribe mal la acentuación gráfica.

2- Oración. 3, página 255: simi 'rimaj, / uchaj mana mánchj, / ñahui ckáaj, /úchaj, / mana mánchj.* / Nocka cinturitáyoj, / ñuñupas néckej, ** /simi 'rimaj./ Pampa chaupipimi / huari sinchi apiara,/ ckámpaj súmaj sutiyquita/ sockaríptiy chayllapi sayakorda. ***

Traducción:  Boca que habla/ y que no suele manchar el pecado, /ojo que ve/ y que no suele manchar el pecado, /voy también hacia tu dulzura, /yo con cinturita /boca que habla./ En medio del campo /un viento fuerte me tomó, /cuando para ti tu lindo nombre /levanté ahí nomás paró.

Bravo justifica en sus llamadas (*) su traducción al castellano, muy distinta a la de aquel y concluye que fueron escritas por los catequizadores en quichua antiguo, por lo que no son paganas ni incomprensibles (nos parece que en este caso no habrían perdurado) ya que en los tiempos en que el doctor Di Lullo las recopiló en su Cancionero Popular de Santiago del Estero, los quichuahablantes casi no tenían a su alcance textos de lectura en esa lengua.  Bravo, como corresponde, dice en su Cancionero, que las composiciones 1, 2, 3, 4 y 5 fueron tomadas del libro de Di Lullo, las transcribió con su signografia (la de Bravo) y las tradujo por si mismo.
El texto quichua y la traducción al castellano de Di Lullo es:

Oración 3051, página 516:  simi rimaj / Uchaj mana manchaj / Ñaui raaj./ Uchaj mana manchaj./ Nocka cinturitayoj,/ Ñuñopas nekej, /simi rimaj./ Pampa chaupipimi / huaira sinchi apiara./  Kampaj sumaj sutiikita, /sokariptin chaillap sayakorka.

Traducción: La boca habla, / no tiene miedo al pecado/ el ojo mira / no tiene miedo al pecado / idolo con cinturita/ pecho que nutre, /boca que habla. En medio de un campo /un viento fuerte me tomó / tu nombre lindo (a la virgen) / levanté y ahí nomás se paró.

La traducción de Bravo es más clara que la de Di Lullo, pero ambas son perfectamente comprensibles: la de Bravo por recurrir al quichua peruano y la de Di Lullo por su aclaración entre paréntesis.  El autor del artículo en cuestión hace de la oración una traducción incomprensible, apartándose de sólo de Bravo, cuyas aclaraciones al respecto suprime, sino también del otro autor al que cita.
Nuestra conclusión es que quien habla de polémica no tiene sus textos en orden y recaen sobre sus artículos las objeciones que señalamos, por lo que invitamos a que se rectifique por este prestigioso medio de las violaciones a la Ley de Propiedad Intelectual Nº11723, a cuyo amparo está la obra del doctor Domingo Bravo.

(*) Profesoras del Area Lingüística Regional Quichua Santiagueño-Castellano de la Universidad Nacional de Santiago del Estero

Nota De la Redacción:  las aclaraciones del doctor Bravo fueron omitidas por obvias razones de espacio.