MORFOLOGIA VERBAL DEL QUICHUA SANTIAGUEÑO

INTRODUCCION

 La morfología verbal del quichua comprende los procesos de flexión de persona, tiempo, número, subordinación, condicionalidad e imperatividad, y los procesos de derivación denominativa y deverbativa. En este capítulo se analizarán dichos procesos particularizados para el quichua santiagueño, como así también los enclíticos.
 De los procesos de flexión que afectan a las raíces y temas verbales, merecen especial atención las denominadas “transiciones”  (relaciones sujeto-objeto), por cuanto este dialecto tiende a una demarcación precisa entre los roles de sujeto y objeto.
 Los procesos de derivación verbal comprenden la derivación denominativa y la derivación deverbativa y presentan características comunes al resto de los dialectos del subgrupo Q-IIC. La única particularidad está dada por la desaparición progresiva de sufijos derivadores y el empobrecimiento gradual del sistema de derivación.

 
PROCESOS DE FLEXION DE PERSONA Y DE NUMERO

 El quichua santiagueño utiliza los sufijos  _ni, _nki   y  _n  para marcar la 1ª, 2ª  y 3ª  persona actora, respectivamente. La excepción la constituye la primera persona condicional que requiere el uso de _y  en lugar de  _ni.   Asimismo, cabe  mencionar  que las  formas  verbales con flexión de subordinación llevan las marcas  de  persona  _y, _yki, _n   para 1ª, 2ª y 3ª persona, respectivamente, y se pluralizan mediante _ku , _chis  y  _kuna , respectivamente. Nótese, por tanto, que en la flexión de subordinación, la 3ª persona se pluraliza mediante _kuna y no mediante _ku como en los otros dialectos.

 Para establecer relaciones entre una persona sujeto y otra en función de objeto, el quichua santiagueño emplea los siguientes sufijos llamados también Sufijos Transicionales:
a) _a   (y eventualmente  _wa ) para marcar la primera persona objeto;
b) _su  para marcar la segunda persona objeto;
c)  opcionalmente, _yki   para señalar la segunda persona objeto sólo en el caso en  que el sujeto es la primera persona.

 Este dialecto se rige por el orden V-PO, es decir, Verbo-Persona Objeto, cuando  se utiliza  el  sufijo _yki   para marcar la segunda persona objeto y cuando se requiere pluralizar  la  persona  objeto.  Salvo  estos  casos,  las  transiciones se rigen estrictamente por el orden V-PO-PS, es decir, Verbo-Persona Objeto-Persona Sujeto. Tanto es así que ha desarrollado, para la transición de 3ª a 2ª persona, la forma _su_n  en sustitución  de  la  forma  _su_nki  que caracteriza a dicha transición  en  los  otros dialectos quechuas del mismo grupo.

 Tomando como ejemplo el verbo tapuy  ‘preguntar’, se obtiene:

De 3ª pers. sing. a 2ª pers.sing.:

 La  estrategia que sigue el quichua santiagueño para la formación de las transiciones es la siguiente:

a)  Cuando objeto y sujeto están en singular, marca la persona objeto con el sufijo correspondiente y luego señala la persona sujeto con la marca de persona actora correspondiente ( _ni , _nki , _n ):

     De 1ª pers.sing. a 2ª pers.sing.:

     De 3ª pers.sing. a 2ª pers.sing.:      De 3ª pers.sing. a 1ª pers.sing.:      De 2ª pers.sing. a 1ª pers.sing.: b)  Cuando se requiere pluralizar el sujeto, simplemente se  agrega  _chis  para  la  2ª persona plural y  _ku   para la 1ª  y  3ª persona plural:

     De 1ª pers.plural a 2ª pers.sing.:
 

     De 3ª pers.plural a 2ª pers.sing.:      De 3ª pers.plural a 1ª pers.sing.:      De 2ª pers.plural a 1ª pers.sing.: c) Cuando se requiere pluralizar el objeto, rige el orden V-PO,  es decir, se omite la marca del sujeto (pero se pone el  pronombre correspondiente)   y se pluraliza directamente al objeto mediante la marca de persona correspondiente, seguida de la flexión de número:

     De 1ª pers.sing. a 2ª pers.plural:

     De 3ª pers.sing. a 2ª pers.plural:      De 3ª pers.sing. a 1ª pers.plural:      De 2ª pers.sing. a 1ª pers.plural: d)  Cuando se requiere pluralizar ambos, sujeto y objeto, las transiciones siguen el mismo orden  y, salvo los pronombres, son idénticas a las del párrafo anterior puesto que se omitió la marca del sujeto.

     De 1ª a 2ª (plural):

     De 3ª a 2ª (plural):      De 3ª a 1ª (plural):      De 2ª a 1ª (plural):  De lo antes expuesto puede deducirse, entonces, que el quichua de Santiago del Estero no admite la presencia simultánea de los dos pluralizadores (el de sujeto y  el de objeto).
 Un  comentario aparte merece la marca  _a   de primera persona objeto: si bien es generalizado el fenómeno de elisión de la semiconsonante /w/ cuando se encuentra en posición intervocálica, algunos hablantes todavía utilizan la forma  _wa  ,  y en  el caso del verbo qaay  ‘ver, mirar’ su uso es prácticamente obligatorio para la  formación de las transiciones. [3] Por ejemplo:  Un aspecto adicional a destacar en el uso de las transiciones, es el empleo del verbo tiyay  'estar' flexionado para la 3ª persona del singular, con el sentido de 'tener':  
 (Sigue en Página 2 )
 
Home Page            Página 1        Página 2        Página 3        Página 4       Página 5      Página 6


Copyright by Jorge Alderetes 1997                                                          e-mail:  rory@satlink.com
 Dirección Nacional del Derecho de Autor Registro Nº321854
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



 
 
[1]   Esta forma no figura en el paradigma de D.A.Bravo para el tiempo Presente (al que denomina Kunan Pacha) (cf. Bravo, 1956a: 211).  (regresa a Texto Principal) 
[2]   No hay forma inclusiva para las personas involucradas en la transición. (regresa a Texto Principal) 
[3]  Al comentar las características dialectales del QS, Nardi (1986: 4) dice: “Eliminación de la  /w/  del protoquechua entre  dos  vocales  /a/ :  aa  ‘afuera’,  aay   ‘tejer’ ... También la eliminó entre  /w/ y /a/:   ruay   ‘hacer’,  sua  ‘ladrón’. Lo mismo ocurrió con el sufijo verbal objetivo de 1ª persona  _a   (pero la   /w/  reaparece  en  el verbo  qaay,  por ejemplo:  qaaway  ‘mírame’)”.  Cerrón-Palomino (1987: 159) comenta que en el quechua argentino: “...  los sufijos  _wan  ‘instrumental'   y  _wa  ‘primera persona objeto' han perdido definitivamente su semiconsonante”. (regresa a Texto Principal)