EL LIBERAL - Santiago del Estero | Domingo 17 de Julio de 2005 | Año VI
CARTAS AL DIRECTOR


La ignorancia es madre de todas las desgracias
Ilda Juárez de Paz

Señor director: Hemos leído con tristeza y preocupación que un integrante del Concejo Deliberante de la ciudad de Frías ha expresado que “el quichua es lengua muerta”. Tratándose de un representante del pueblo, elegido para servir a los ciudadanos, verdaderamente su ignorancia y torpeza son muy grandes. Francamente nos hiere.
El doctor egresado de alguna de nuestras universidades es el vivo ejemplo de la “tragedia educativa” santiagueña y argentina.
Entendemos que un funcionario al que le pagamos todos para que nos represente y se dedique a mejorar nuestras condiciones de vida debe ser más cuidadoso de sus expresiones. Si no sabe, comprendemos, pero que agravie declarando “muerto al que vive” merece el total repudio de la ciudadanía. Al menos, que pida disculpas a la comunidad quichuahablante de nuestra provincia.
Éstos son los que rigen nuestro destino ciudadano, son los que han sepultado los sueños de nosotros, los santiagueños, y que minan la nacionalidad. No lo permitamos, trabajemos para que estos dirigentes políticos no destruyan nuestra identidad.
El quichua, esa lengua que nosotros atesoramos, lengua prócer y de evangelización, es uno de los tesoros más grandes que tenemos. No permitamos que nadie la menosprecie.






                                                                                                                                                                                                                                               
 



 
Regresa a Home Page